El arte de decir “No”

Cada “no” no es una oportunidad perdida, es ser brutalmente honesto sobre lo que es importante. No estás cerrando puertas, estás abriendo las que realmente conducen a algún lugar que vale la pena.